martes, 4 de octubre de 2016

Consideraciones sobre La Chora Interminable

Ya he hablado de otros programas de radio, como Dispara Margot Dispara. Y pronto hablaré de podcast como el de Shark Talk o Gastronomicast. Pero en este caso, hablaré de uno de los mejores programas de comedia y de variedades de la frecuencia: es la Chora Interminable. 

La Chora es presentada por dos de los mejores moneros mexicanos: He aquí sus semblanzas, hechas por una servidora: 

- José Ignacio Solórzano Pérez, Jis. Monero, artista plástico, guionista y locutor. Ha participado con Trino en la publicación del Santos, pero también tiene sus propias tiras y colaboraciones con Ari Bolovich (Blasfemias Ilustradas) y sus series de Otro día y Mucho Cerdo Sabroso. En radio estuvo en la Mamá del Abulón y en Galimatías.  Actualmente publica en Milenio y sus monos fueron usados para una ópera sobre el proceso creativo. 

- José Trinidad Camacho Orozco, Trino. Guionista, locutor, licenciado en Comunicaciones por el Iteso, ilustrador. Ha interactuado con Jis y Falcón. Ha participado en la Pitahaya Ye ye, El festín de los marranos, entre otros proyectos de radio. Entre sus series se encuentran la de Don Taquero, Fábulas de Policías y Ladrones, Pipo y Don Calvino y El Rey Chiquito, por mencionar a algunos. Junto con Jis tiene la nueva serie de Asuntos Moneros y actualmente conduce un programa de noticias llamado Crónicas Hertzianas. 

Sus trabajos también comprenden el doblaje de Viaje al Fondo del Mar, grabaciones como el Mata Cursis, Los cuentos del Tío Guayabito y "radionovelas" como Nacidas para planchar, con Julio Haro. El pasado mundial, hicieron una serie de podcast que combinaban la narración deportiva, el humor del twitter y el humor de los mismos moneros, el proyecto se llamaba Fuera de la Cancha. 

Ciertamente, la Chora ha pasado por momentos memorables, pero otros no tan buenos como la plática de los standuperos (tema que tocaremos en este blog), en la que Jis y Trino, claramente se demostró que: a) los standuperos no son graciosos. b) los standuperos son ignorantes, cosa que va en contra del tipo de humor que pretenden lograr. 

Hubo muchas quejas de esta transmisión: por principio, de los radioescuchas y después, del propio Trino, que, enojado de la falsa comedia y de las pretensiones de los standuperos, hizo una crítica del pasado programa del 15 de septiembre.

No obstante, al programa también se le ha criticado por la forma de hablar de sus conductores, además de los temas que trata y de los invitados, que no son siempre del agrado de los radioescuchas. 

La Chora Interminable es la pareja de comediantes que hablan sobre su entorno e influencias. Del lado de Trino tenemos al mismo Falcón, a Jimmy Kimmel, Gene Wilder (recientemente fallecido), Monty Python y el dúo Cheech and Chong. Jis, por su parte, ha comentado que le gusta Mr. Bungle, Mapplethorpe, Escher, Hot Chip, Dead can Dance, Raymond Smullyan. Comparten gustos por legendario El Personal, Peter Gabriel, Mel Brooks, Brian Eno, por mencionar algunas. 

Aunque los moneros tienen diversos gustos, comparten también gustos populares y placeres culposos, de los que han hablado en la mayoría de sus programas: Jis y Trino han escuchado a Sandro, Juan Gabriel, Flans y Camilo Sesto. 

Es innegable la química entre estos dos moneros, además de la variedad de temas y datos que conocen sobre música, cultura pop, series de televisión y películas. Hablan como dos tíos cercanos o como dos comediantes que podríamos encontrar en un bar o un gran banquete. 

Mucho del chiste de esos programa es que se basa en la conexión de los choreros con el invitado: Trino y Jis lo logran como pocos y saben qué botones presionar. Saben de qué temas hablar y cómo llegar al público. 

Su frecuencia siempre ha sido 104.3, radio UDG de Guadalajara. Yo los conocí cuando su programa era por Radio UNAM, después en Radio Reforma y en los podcast de itunes, radio UDG y en su página del programa.  

La historia de la Chora se remonta a anécdotas graciosas: los programas más chistosos han sido acerca del pene, de la bebida, las drogas (tienen un programa anual del hongo) y en todos dicen malas palabras, porque Jis y Trino no creen en la censura ni mucho menos en la autocensura. Cierto día un antropólogo escribió a radio UNAM para quejarse del vocabulario de los moneros y expresar sus ideas de la decadencia. Jis y Trino lo usaron de pretexto para comedia y para promoción.

De ser un programa local pasó a ser un programa escuchado a nivel nacional y con algunos radioescuchas a nivel mundial. Gracias a su particular estilo, la Chora se abría camino. 

Presento una serie de episodios emblemáticos sobre los moneros: 

- El episodio donde hablaron de la verga. 
- El episodio donde hablaron del regreso al alcohol de Jis y el programa, pasó de no tener tema al tema del alcohol. 
- Los episodios sobre el hongo
- El episodio, de dos partes, sobre balada naca, melancolía y quebranto. 
- El episodio con Cornelio García 
- El episodio del chisme con Meche Cárdenas y Diana Solórzano, dupla que tiene su propio programa de radio, llamado Lugar Común. 
- El episodio del fichapool 
- El episodio sobre la música de los setentas. 
- Los recuentos sobre los discos de cada año
- Su episodio con Madela Bada sobre las mujeres en el rock 
- El episodio donde hablaron del doblaje de Viaje al Fondo del Mar, con Toño Urrutia, Ricardo El Guero Romo y Paco Navarrete.
- El excepcional episodio en donde toman radio universidad y la convierten en Radio Chora, en donde ponen canciones de Juan Gabriel, Herp Albert, Richie Ray y Bobby Cruz, entre otros. 
- Un episodio dedicado a los susurros. 
- Un episodio que presenta a Piochín y Avenita, dos ardillas que crearon los moneros en Fuera de la Cancha. 
- Un episodio en donde describen qué es ser tapatío. Con Diana Solórzano y Meche Cárdenas. 
- Todos los episodios de aniversario de la Chora. 
- El episodio en donde enfrentan a los Beatles con los Rolling Stones. 
- Un episodio con Jorge Tejeda en donde explica el origen de su apodo y su gusto por la balada en español. 
- Los episodios de Antonio Laveaga y Lorenzo García, en donde te dicen cómo maridar el vino y los licores con la comida. En ambos episodios es una plática maravillosa y un intercambio de chistes y albures que no tiene desperdicio. 
- El episodio de ñoños, tetos, geeks y nerds. 
- Un episodio sobre redes sociales, en donde Trino dice que uno puede tener un mal twitter, pero un buen facebook, y viceversa. 
- El episodio sobre la película del Santos. 
- Un episodio en donde Jis y Trino buscan a sus dobles, y la audiencia sugiere parecidos con André Agassi y con George Clooney, respectivamente. 
- El programa con Homero Simpson, Víctor Manuel Espinosa. 

Lo cierto es, que como todos lo programas de comedia, hay una serie de capítulos que no son tan buenos, pero que siguen en el tono de la serie. Ciertamente, los episodios buenos son memorables, pero los malos, aunque sirven de registro, son inocuos o incluso un buen relleno. 

Pero es cierto que este par de moneros, aunque tengan sus desventuras, son el equivalente a Cheech y Chong. Sus programas no sólo son divulgativos, sino que arrojan referencias para una lograr una audiencia sólida. La gente de hecho disfruta escuchándolos y los toma como parte de su agenda. El chiste de Trino del taxista es el Dave is not here de nuestra generación. Las cortinillas e intros de su programa, son un tesoro de la comedia nacional. 

Sin más, este programa dará para muchos años más, no sólo porque es un contenido que puede ser apasionante, sino porque se integra a las ideas de comedia en México y de un sector del país que sigue el trabajo de artistas y su proceso creativo. 

Arriba Atotonilco, méndigos. 


2 comentarios:

  1. Ok, de acuerdo en casi todos, excepto:
    La abominación que fue Kenia en los episodios de balada naca, para mí fue en sí un despropósito invitarla a gritar... En fin.
    Madela es nadie, pura pretensión y arrogancia. Ya en tres ocasiones ha estado y no conecta (conmigo, con Jis sí)
    Siempre hablan de la verga (metafórica y literalmente), jaja.
    El concurso de los dobles de jis y trino se dio como mínimo por un mes.
    Todos esos que tienes en tu top los sustituye fácil el segundo programa con Cornelio que fue para TV: JOYA.
    Lamentablemente Trino ya no tiene su noticiario, ojalá volviera a ser anual el ESPECIAL DEL HONGGG y la anécdota de Para Eso Me Naciste es más cómica que la del taxista atlista...
    Saludos.
    Arre machín, Matehuala!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brother, a la Madela la respeto porque sacó otro punto de vista y otras rolas de lo que están los choreros acostumbrados, la anécdota del Para Eso Me Naciste si es cómica, pero la del atlas Trino la cuenta con más cariño y entusiasmo.
      Gracias por darte la vuelta a tu humilde blog. ajaja

      Eliminar